O

O

Sunday, September 16, 2012

10 razones por las cuales los muertos no se van hacia la luz Por Karen Hollis


Cuando los espíritus se quedan aquí por elección, no a la fuerzaespiritus-que-no-van-hacia-la-luz


El mito más grande acerca de los espíritus que no se han trasladado al otro lado es que están retenidos contra su voluntad, ya sea por otros fantasmas, o por sus seres queridos que aún viven. De hecho, a través de 25 años de tener la oportunidad de conectar a los vivos con los muertos, ni una sola vez me indicó un espíritu que estaba siendo retenido, atrapado o aprisionado en el plano terrestre. Por el contrario, estos espíritus terrestres están aquí por elección, no por la fuerza.
Un espíritu atado a la tierra es la esencia energética (fuerza vital) de una persona que alguna vez estuvo viva y que todavía no ha cruzado a su vida espiritual. La idea de que el espíritu de alguna manera está forzado a permanecer en el plano terrestre en lugar de moverse hacia la luz, probablemente tiene más que ver con nuestra incomprensión de la naturaleza humana y de nuestra esencia espiritual. En general, los seres humanos tienen una creencia generalizada del bien y del mal. Es muy sencillo, aunque equivocado, creer que cualquier espíritu que sigue rondando el plano de la tierra debe ser atrapado por algo malo. Después de todo, ¿quién no quiere ir a la gran Luz Blanca de la paz y la alegría?
Dos médiums muy conocidos y estimados, James Van Praagh y John Edward, confirman y elaboran más acerca de por qué algunos espíritus permanecen atados a la tierra. Durante las conversaciones con cada uno de estos psíquicos, ambos celebran el dictamen que los espíritus permanecen aquí por elección. John Edward indicó que los espíritus podrían quedarse para transmitir un mensaje de esperanza a los seres queridos, especialmente si su muerte fue de alguna manera traumática o inesperada. Ambos expertos también reconocieron que a veces a los espíritus les resulta difícil dejar a sus familias y posesiones atrás, pero esto tiene más que ver con las trampas de ser humanos. Ninguno de ellos cree que los espíritus están atados a la tierra “por la fuerza”, sino “por elección”.
Source:OMtimes